7
528

Los activos más volátiles para invertir en trading

Conocer la volatilidad de un activo es un requisito básico al invertir en trading, al esta representar el nivel de riesgo al que nos estamos exponiendo en una operación financiera.

Sin duda alguna, hay quienes buscan prever en qué terrenos resulta poco confiable invertir.

Pero, hay que conocer más a fondo el principio de la volatilidad.

Además de comprender las consecuencias que luego deberemos afrontar, sabrá el por qué puede resultar hasta un incentivo de inversión.

¿Qué es la volatilidad?

Dentro del marco financiero, la volatilidad representa la medida y la intensidad con que los precios de un activo pueden cambiar durante un periodo específico de tiempo.

La volatilidad es usada con frecuencia para cuantificar el riesgo de invertir en un tipo de instrumento financiero específico.

La fórmula de la volatilidad se establece según la raíz cuadrada del tiempo conforme este aumenta, debido a que, la probabilidad de que el precio del instrumento quede alejado de su valor inicial va en conjunto con el paso del tiempo.

Hay dos tipos de volatilidad que se toman en cuenta en el análisis financiero: la volatilidad histórica y la volatilidad implícita. La primera toma en cuenta los datos en retrospectiva del activo en un periodo determinado: de 20 días hasta 500 días.

Mientras que la volatilidad implícita es el riesgo inherente en el mercado a partir del momento presente en adelante. Por lo usual se maneja a través de derivados financieros como son las opciones.

Todo trader debe tener presente este concepto debido a que le permitirá mucho más que manejarse con cuidado a la hora de invertir y operar en cualquiera de los instrumentos y derivados que existen.

Hay que comprender a fondo cuando se habla de volatilidad en los mercados debido a que supera el principio de ser un factor de consideración negativa.

Si bien se ve a la volatilidad como algo impositivo, al ser la incertidumbre y el riesgo de un producto financiero, también puede vérsele como una herramienta de la cual tomar provecho.

Recordemos que la volatilidad representa la medida e intensidad en el cambio del valor de un producto. Pero, dicho cambio puede ser tanto en perdida como en ganancia.

Cuando se tiene un producto altamente volátil puede percibirse ganancias considerables en la venta de sus altas y en la compra de sus bajas.

De hecho, el beneficio percibido es equivalente a lo alto de su volatilidad.

Los agentes de mercado que más toman provecho de ello son los trader de corto plazo.

Pero hay un segundo valor de la volatilidad que poco se habla: la volatilidad como factor de negociación, o, arbitraje de volatilidad.

El arbitraje de volatilidad hace referencia a cuando se busca obtener el mayor beneficio en la posesión de un título, tomando en cuenta la diferencia de la volatilidad implícita de una opción en el futuro.

Como estrategia de trading, el arbitraje de volatilidad es un concepto que debe considerarse con alto grado de atención.

Hay que considerar el riesgo asociado al instrumento subyacente en vez de solo llevarse por el precio establecido en un punto actual del tiempo y las condiciones del mercado que pudiesen afectarlo.

Además, el inversor debe tener una cartera equilibrada en valores positivos y negativos, o también llamada, cartera Delta – Neutral.

¿Qué hace esto? Simple, piénselo como una balanza.

Cuando los riesgos de los factores asociados aumentan, haciéndoles perder valor, el riesgo de los restantes instrumentos deberá equilibrar debido a que estos pasarán a aumentar de valor, lo cual no representa una pérdida en sí, porque el equilibrio se logra mantener, e incluso, le permitirá seguir enviando cierta cantidad de ingresos al mercado.

Comprendido lo que es volatilidad, su lado positivo, y algunos de sus requerimientos básicos, hemos de conocer cuáles son esos activos más volátiles para invertir en trading.

¿Cuáles son los activos más volátiles del trading?

Esta es una pregunta que se responde muy fácilmente: Todos son volátiles.

La diferencia es tan mínima que solo puede tenerse en cuenta el nivel de intercambio para configurar la manera de conocer volatilidad bien sea en minutos, meses, o años.

Recordemos que la volatilidad se representa en la variación del precio de un activo financiero, sin importar si es una moneda o una materia prima.

Debido a que la volatilidad puede expresarse en números absolutos como en relativos o porcentuales, al ir a consultarla encontraremos un cálculo específico que bien poco nos deja saber, a menos que tengamos a la mano herramientas de medición de volatilidad.

Estas puede ser medidas a configuración del inversor: en minutos, horas, días, semanas, meses, o años.

Si bien cada activo tiene un uso específico según la actividad de su negociación e intercambio, no siendo el mismo nivel de intercambio una materia prima que una moneda, el principio de volatilidad se mantiene equivalente en ambos casos.

Ambos corren el riesgo de aumentar de precio como de bajar a gran o poca intensidad. La clave está en reforzar nuestra operatividad con el efectivo manejo de herramientas de volatilidad.

En el mercado Forex están el promedio móvil, bandas de Bollinger, y ATR, mientras que en las materias primas podemos encontrar el India Globalization Capital (IGC), el índice MOVE (para renta fija), el VIX (hasta máximo 30 días), y el VVIX (hasta 30 días después del establecido en el VIX).

Las acciones también cuentan con medición del Chicago Board Options Exchange Marker Volatility Index (VIX), y, la novedad de la casa, las criptomonedas cuentan con una gama bastante variada para mantener alertas a sus especiales inversores: Coinmarketcap, Exchanges, y Preev, teniéndolos al tanto de la variación en valor, minuto a minuto.

Volatilidad: una nueva brecha de aprendizaje

Ostentar de una cartera equilibrada, prestar atención a los valores subyacentes de la volatilidad histórica o implícita, tener conciencia de la pérdida o la ganancia a obtener con el riesgo de un activo es parte del principio en una nueva brecha de aprendizaje.

Hacer trading va de la mano con la constante formación financiera de calidad, tanto en los conceptos más básicos como ir descubriendo cada posibilidad que le permita mucho más que generar rentabilidad.

Piense en que al aprender de trading corre con la posibilidad de cambiar su valor como profesional.

Y para seguir haciéndolo crecer de manera intensa y exponencial, le invitamos a que continúe con otras lecturas indispensables:

  • Las mejores escuelas de trading online
  • 5 principios básicos que maneja todo Day Trader
  • MetaTrader 5: qué es y consejos para usarlo

La única advertencia final que le hacemos es que con esta información, usted podrá convertirse en todo un riesgo para el mercado.

Los activos más volátiles para invertir en trading
3.6 (72%) 5 review[s]

Mostrar comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario